Disco de Teodosio. Real Academia de la Historia de Madrid. Archivo MNAR.

La lenta transformación

Disco de Teodosio. Real Academia de la Historia de Madrid. Archivo MNAR.
Disco de Teodosio. Real Academia de la Historia de Madrid. Archivo MNAR.

La fecha del año 476 d.C., que marca simbólicamente la caída del Imperio Romano de Occidente, es la conclusión de un proceso que contempla transformaciones importantes a partir del s. III d.C. en el que Roma fue gobernada por un poder político habituado a hacer frente a rebeliones y levantamientos de pueblos, en los que confiaba, que formaban parte del Imperio. A principios del s. V irrumpen en el escenario occidental sucesivos movimientos de pueblos germánicos que cruzan la frontera y no sólo no se someten a Roma sino que se rebelan contra ella.

Entre estas transformaciones hay que incluir la adopción del cristianismo como religión o­ficial del Imperio, año 380, por parte del emperador Teodosio, suceso que tendrá un gran impacto en la sociedad y en el devenir del Imperio, aunque todo ello no llegó a modi­ficar de forma signi­ficativa el modo de vida de las poblaciones que viven distantes de las grandes ciudades. En ellas se aprecia, incluso una buena convivencia de la tradición cultural y literaria pagana junto con la creciente devoción cristiana.

La invasión de Augusta Emerita por los alanos produjo momentos de incertidumbre aunque los pueblos de Lusitania no llegarían a abandonar las tierras que habitaban.

A fi­nales del siglo III y durante el siglo IV, asistimos al auge de las grandes villae rurales. La gran oligarquía, invierte, como símbolo de prestigio, en la monumentalización de las propiedades donde vive con su familia. En los siglos siguientes, la falta de poder y de un gobierno centralizado que homogeneizase la vida en Lusitania, condujo a una evolución desigual dentro del mismo territorio.

*Textos tomados de la exposición temporal Lusitania Romana. Origen de dos Pueblos, comisariada por J. M. Álvarez, Antonio Carvalho y C. Fabiao.